CONGELADOS

Nuestros productos congelados (limón, naranja y fresa) son ideales para cócteles, refrescos y combinados. Se trata de una nueva forma de entender la coctelería y de ayudar a los establecimientos con este servicio a ahorrar dinero y tiempo, pero también a ganar en higiene y calidad.

En menos de 24 horas, el limón y la naranja pasan pasa por cuatro fases cuidadosamente planificadas: recogida, lavado, corte y congelado. Mientras que para la fresa el tiempo estimado para los mimos procesos es de 48 horas. El objetivo es mantener por completo su sabor, aspecto y el 100% de sus propiedades vitamínicas.

Entre las ventajas que presentan frente a los cortes de limón, naranja o fresa natural, destacan las siguientes:

En definitiva, ¿por qué malgastar tiempo, dinero y espacio para un mismo producto? ¿Por qué no ganar en higiene, vistosidad y calidad final?

¡Sorprende a tus clientes con un servicio exclusivo, rápido, vistoso y de calidad! Seguro que saben apreciarlo.